Estamos cerrado

------------

English | Español

El Refugio De Potosí – Centro de Conservación  de la Vida Silvestre y Educación Ambiental

 
 

Biodiversidad

Biodiversidad de México

Miles de turistas visitan cada año las playas de México, sin embargo sorprendentemente muy pocos saben que nuestro país es el cuarto lugar mundial en biodiversidad, debido a su gran cantidad de especies de flora y fauna. En cuestión de superficie, México ocupa únicamente el 1.5% del total del planeta, pero alberga más del 10% de las 1.7 millones de especies conocidas.

De entre los más de 170 países del mundo, tan solo 12 de ellos albergan entre el 60 o 70% de la biodiversidad total del planeta. México es el primer lugar en especies de reptiles (640), cactáceas (30,000) y pinos (44); es el segundo lugar en especies de mamíferos (450), cuarto en anfibios (330) y plantas vasculares (las que presentan tallos, hojas y raíces) y décimo en aves (1,100). Se han descrito más de 65,000 especies de plantas y animales en México pero, como normalmente ocurre en los países subdesarrollados, la mayor parte del país no ha sido inventariada, por lo cual solo podemos estimar las cantidades totales. Actualmente el cálculo más aproximado indica que en México existen más de 200,000 especies diferentes.

La asombrosa biodiversidad de México se basa, entre otras causas, en su ubicación geográfica entre Norte y Sudamérica. Fue hasta hace poco tiempo, hablando en términos geológicos, que estas dos grandes masas continentales se unieron, antes de esto, en ellas evolucionaron especies totalmente distintas durante millones de años que, al unirse en un punto que actualmente ocupa nuestro país, muchos animales pudieron moverse de una masa a otra.

La mala noticia es que de las especies conocidas, México tiene 242 en peligro de extinción, 435 consideradas como amenazadas, 244 consideradas raras y 85 sujetas a protección especial. México tiene una tasa de deforestación de medio millón de hectáreas anuales, una de las más altas del mundo.

El Refugio de Potosí



Se encuentra en la selva baja caducifolia de la región costera de Playa Blanca, Guerrero. El clima es tropical, cálido sub-húmedo, con una precipitación promedio anual de 1100 mm. Hay una sequía prolongada desde Noviembre hasta Mayo, seguida de una temporada de lluvias durante los meses de Junio a Octubre. Una característica peculiar de esta selva es que la enorme mayoría de los árboles pierden las hojas durante la temporada de secas; asimismo, no es fácil que estas selvas se incendien de manera natural; algunos científicos consideran que ciertos compuestos presentes en las hojas secas y la madera pueden inhibir la combustión.

Aquí los árboles no crecen tan cerca unos de otros como en las selvas húmedas, por lo que llega más luz al suelo de la selva, especialmente cuando las especies deciduas han perdido su follaje. Esta disponibilidad de luz en el suelo provoca un crecimiento vegetal inferior muy denso.

Estas selvas son conocidas por ser el hábitat de muchas especies endémicas, raras y que se encuentran en peligro de extinción, tanto de plantas, mamíferos, reptiles e invertebrados. Son ecosistemas ricos en cuestión de alimento y protección.

La costa del Pacífico de México ha sido explotada intensivamente por el hombre. Vastas extensiones, alguna vez cubiertas por la vegetación original, han sido limpiadas para ser utilizadas como campos agrícolas y ganaderos, y para el desarrollo de comunidades. Entre otras amenazas a las especies nativas podemos incluir la tala comercial, la cacería indiscriminada para consumo o para protección de animales de granja, y el tráfico ilegal de especies silvestres.

¡Tú puedes ayudar!
¡Dile a tu familia y amigos que visiten El Refugio!

 

¿Sabías que…
la tasa de deforestación en México es una de las peores en el mundo?


¿Sabías que…
esta área es un punto crucial en las rutas migratorias de muchas aves que cada año vienen en invierno de los Estados Unidos y Canadá?



Palm Desert Sister Cities Foundation